Ecommerce
14 Oct
2016

En las tiendas online a veces no queda más remedio que subir el precio. Aumentos del coste de los productos, de impuestos, márgenes demasiado ajustados, son algunas de las causas que nos llevan a tener que dar este paso, el cual no hace ninguna gracia a los clientes, como es natural.

Es por ello que hoy te voy a dar una serie de trucos para que puedas incrementar los precios sin molestar a los clientes, o al menos molestándolos lo menos posible.

Pon los precios usando el menor espacio posible

En esto de poner precios hay mucha psicología, ya que el cliente se fija en muchas cosas además de en la cantidad. Una de las cosas en las que se fija es en la longitud del precio, ya que si tiene muchos dígitos piensa que es más caro.

Esto quiere decir que es mejor poner el precio de esta forma: 124€ que de esta otra manera: 124,00€.

El precio es el mismo, pero en el primer caso el cerebro del cliente piensa que el precio es menor en el primer caso, aunque es el mismo. Lo mismo ocurre con los puntos, lo  que significa que es mejor poner 1000€ que 1.000€, ya que con esto ocurre lo mismo.

El truco del número nueve

Cuando vais de compras al hipermercado os encontráis una enorme cantidad de precios que terminan en nueve y eso no es un capricho, sino una estrategia comercial para que el cliente se lo piense menos a la hora de comprar.

Podemos poner el siguiente ejemplo para que se entienda mejor. Vamos a imaginar que tienes una tienda de zapatillas de deporte y que un modelo vale 60€. La estrategia consiste en poner el modelo al precio de 59,99€.

El precio es el mismo, ya que varía un céntimo, pero los estudios de marketing nos dicen que cuando compramos nos fijamos sobre todo en el primer número. Esto hace que nuestro cerebro piense que estamos pagando cincuenta euros en lugar de sesenta, aunque en realidad pagamos lo mismo.

Los hipermercados lo usan mucho, por lo que es algo que funciona y que puedes aplicar en tu tienda con todos los productos que puedas.

Compara un producto más caro con uno más barato

Cuando tenemos productos caros, otra de las cosas que funciona bien es comparar dos productos muy similares, uno más barato y otro más caro.

Esto nos funciona cuando hemos tenido que subir el caro y la razón de que vaya bien es de nuevo nuestro cerebro, de que de inmediato asocia caro con calidad y con un producto mejor, algo que podemos aprovechar para vender más aun habiendo tenido que subir el precio unos pocos euros o incluso una decena de euros.

Fuente:  http://www.publicidadenlanube.es/incrementar-los-precios-de-una-tienda-online/

Daniel Thomas
info@pistaaccesibilidad.com