clientes
14 Oct
2016

A no ser que tengas una página o blog personal, tu página está orientada a tener clientes. Es posible que no vendas nada, pero entonces tus clientes serás los usuarios que entran a tu página, los cuales monetizarás con Adsense, por ponerte  un ejemplo.

Esto quiere decir que las personas que leen tu blog son tus clientes, de manera que tienes que saber muy bien lo que quieren, lo que buscan, puesto que si no se lo das se van a ir y no vas a ganar nada.

Vamos a ver un ejemplo

A la hora de crear una página o un blog siempre hacemos un estudio de palabras clave, estudio que casi siempre es erróneo cuando somos novatos, pues nos dejamos cegar por las palabras clave con muchas búsquedas  y con un CPC alto si hablamos de Adsense.

Es entonces cuando comenzamos a crear contenidos orientados a esas palabras clave, llevándoos el chasco del siglo cuando vemos que no tenemos conversiones, y que encima la tasa de rebote es muy alta.

Lo normal es preguntarse qué estamos haciendo mal, y lo que estamos haciendo mal es no conocer qué es lo que buscan nuestros clientes, nuestros usuarios.

El ejemplo más claro viene con las palabras clave compuesta que llevan “comprar”, como por ejemplo, comprar gafas de sol. Esta puede ser una buena key, pero hay que saber que las personas que la buscan lo que quieren es comprar gafas de sol, de manera que si entran en tu blog y no las ofreces se irán enseguida.

Este es uno de los ejemplos más claros, pero hay muchos más, que nos llevan a gastar tiempo de manera inútil.

Cómo podemos saber lo que les interesa a nuestros clientes

Una de las mejores formas de saber qué es lo que realmente interesa a nuestros clientes es ver las páginas más vistas de nuestro blog y a partir de ellas genera contenido que realmente sea del interés de las personas que entran a nuestra página.

Otra manera es ver qué post comparten más en las redes sociales y hacer lo mismo con los post de nuestra competencia, de manera que veamos qué es lo que busca la gente cuando lee un artículo.

A veces nos centramos demasiado en el SEO, en llegar a la primera página, pero una vez allí si el contenido no interesa los clientes no nos van a dejar un céntimo, porque no van a convertir, de manera que es mejor invertir menos en SEO  y más en contenidos que conviertan, contenidos que no espanten al cliente.

Así, en el caso de que tengas este problema, lo mejor es que te pongas enseguida manos a la obra para solucionarlo y para darles a tus clientes lo que realmente necesitan.

Daniel Thomas
info@pistaaccesibilidad.com